Sofía: Vitamin B

En otra de nuestras paradas cerveceras, decidimos pasar por el Vitamin B, un bar que nos habían recomendado en los dos locales anteriores en los que habíamos estado, y que además estaba cerca del sitio donde comimos la hamburguesa el primer día.

El Vitamin B era un bar adherido a Mikkeller o algo por el estilo, ya que a parte de que muchos cuadros de los que tenían colgados eran ilustraciones de dicha brewery, y en la estantería de detrás de la barra (entre un montón de latas y botellas de esta), tenían un “título” que decía algo así como Mikkeller bar 2015.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La decoración recordaba bastante a los locales de mikeller, con una estética muy cuidada. Un diseño centrado en lo equilibrado, con espacios amplios y armónicos. Los suelos y detalles en madera algo envejecida combinaban a la perfección con los toques azules que se repartían en algunas paredes.

En la pizarra que mostraba los 6 grifos que tenían, había 3 birras de diferentes cervecerías y solo Mikkeller repetía con 2 pinchadas a la vez (un grifo estaba vacío). A parte de esta pizarra había otra solo con botellas de los Daneses, pero si tenemos opción a elegir, preferimos probar lo que hay de grifo.

 

Empezamos con la 6, la green gold que tenía una espuma blanca con burbuja fina pero poco consistente y un color cobrizo y bastante opaco. El aroma era bastante suave en el que predominaba el lúpulo. En cuanto a sabor, tenía bastante cuerpo, y un amargor que llenaba la boca, y perduraba después de tragar.

La segunda mikkeller tenía una espuma blanca con burbuja pequeña bastante más consistente y un color algo más dorado y opaco. Los aromas eran muy afrutados y estos predominaban en el sabor, dejando paso al amargor después de tragar. Poco cuerpo pero algo más maltosa que lo que se espera de una session aunque muy fácil de beber.

Para terminar elegimos la bevog que tenía una espuma color caramelo, con burbuja media y poco consistente, y un color negro sin llegar a ser opaco cuando se veía directamente contra una luz. El aroma venía con toques a café y después de dar el trago dejaba un sabor muy ahumado combinado con café que se quedaba perenne en boca, después de pasar por garganta. Una porter con 6.3 y cuerpo medio, que se hacía muy ligera y de trago muy fácil.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s