SOFIA

Aunque llevamos varios días sin escribir, ya ha llegado el momento de ponernos al día, que llevamos muchos artículos atrasados y se nos empiezan a acumular, por tanto, os adelantamos que va a ser un mes intenso en cuanto a publicaciones.

Hace poco menos de dos meses, pudimos disfrutar de un maravilloso finde en Sofía, Bulgaria. No conocíamos mucho de la ciudad pero sin embargo, teníamos muchas ganas de visitarlo, porque lo que sí sabíamos es que había una gran mezcla cultural.

A pesar de que llegabamos el viernes tarde, llegamos dispuestos a descubrir toda la cultura que albergaba la ciudad y encontrar la mayor cantidad posible de locales cerveceros, tal y como nos gusta hacer. Sin embargo, hemos de decir, que la mayoría de los locales de la ciudad, mantienen un horario bastante europeo, y que por tanto, nos fue imposible hacer nada por lo tarde que llegamos. Ésto, nos sirvió para madrugar el sábado, y hacer el free tour que tan necesario vemos en nuestros viajes de corta estancia. 

El free tour es corto y ameno, dada la versatilidad de la ciudad en cuanto a monumentos y su concentración en el centro de los mismos. Como inconveniente debemos comentaros, que solamente se imparte en inglés, por tanto, esto puede ser un problema para quienes tienen dificultades con el idioma. 

Al ser un recorrido de apenas unas dos horas, se te queda la mayor parte del día libre, y eso es un atractivo importante, porque te deja tiempo para visitar todos y cada uno de los monumentos en su interior. Aunque nosotros, que somos de buen comer, no pudimos aguantar y nos fuimos directamente a un local que habíamos buscado en internet, y que fue un gran descubrimiento.

De camino al local donde ibamos a comer, nos topamos de frente con una tienda de cervezas que no teníamos apuntada en nuestra lista, pero que tenía un buen escaparate y nos invitaba a entrar. Aprovechamos y compramos algunas cervezas para tomar en casa, lógicamente búlgaras, que fueron: una IPA de White Stork y otra IPA de Blek PIne.

 

 

 

 

 

 

 

 

El Magdanoz es un sitio donde solamente come gente local y comida propia del país haciendo que te envuelvas en un ambiente búlgaro bastante interesante, donde predominan sopas muy sabrosas, el queso feta y la carne bien especiada, totalmente distinto a lo que esperábamos. La carta escrita en una libreta es parte del encanto del lugar acompañado de unos precios más que irresistibles. También decir, que una de las mejores cosas que hemos comido en el viaje, es la sopa que se ve en las fotos hecha de tomate, queso feta, o yogurt como lo llaman ellos, y huevo, sin duda alguna, un auténtico manjar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Después de comer, decidimos tomar un café en un local de la Av. Vitosha llamado Raffy Bar&Gelato, y aunque no acostumbramos a comentar experiencias desagradables, en este caso lo fue tanto como para hacerlo. Se presentaba como un local de helados y bar, y la verdad estaba lleno tanto de gente comiendo, como de grupos tomando algo. No sabemos si fue mala suerte o que, pero a nosotros nos trajeron mal los helados, nos dieron mal el cambio, no nos dieron ninguna señal de arrepentimiento, y para colmo, el servicio fue lentísimo y los helados y cafés malos.

Pasada esta mala experiencia, teníamos ganas de ir a uno de los sitios que teníamos apuntados y que tenía una pinta increíble, tanto por la variedad que tenía pinchada según el Untapped, como por la decoración del local. Además, hemos de decir, es una de las mejores selecciones en grifo que hemos visto. Decidimos ir a este en primer lugar, por que era el más lejano de todos y viendo lo que tenían sabíamos que íbamos a estar un buen rato. Aquí os dejamos la dirección del KANAAL:

A la noche decidimos ir a cenar a un sitio de hamburguesas llamado MEAT. Si bien las hamburguesas no eran nada del otro mundo aunque las promocionasen como “gourmet”, el precio era muy asequible, rondando los 5 euros por hamburguesa. Además disponen de alguna cerveza artesana local, tanto en grifo como en botella.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ya terminado el sábado, el Domingo nos levantamos con hambre y ganas de un buen desayuno, gracias a tripadvisor, descubrimos un sitio increíble llamado Rainbow Factory, con comida deliciosa, brunch a precio excelente y lleno de gente joven. Hay que remarcar, que la oferta de brunch sólo está disponible los fines de semana, aunque el resto de la semana tanto los precios como la comida siguen siendo muy atractivos.

Una vez que repusimos energías, lo que hicimos fue visitar todos los monumentos que habíamos conocido el día anterior, aunque esta vez para ver los interiores y sacar fotos más detenidamente, ya que si bien el free tour sirve para orientarte y darte una idea general de todo, no te permite visitar los lugares en profundidad.

  

Es importante, mencionar, que llegando a la catedral de Alejandro Nevski, se puede disfrutar de un mercadillo de antigüedades. En él hay desde objetos de la II Guerra Mundial, cámaras analógicas y hasta objetos de artesanía búlgara.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por la tarde, ya que el día anterior sólamente habíamos visitado uno de los locales de nuestra lista, decidimos ir tachando el resto que teníamos apuntados, y que podéis localizarlos fácilmente en el mapa.

En primer lugar visitamos el BEERA, una pequeña tienda de cervezas con una seleccion importante de cervezas clasificadas por países, y con algunas en nevera para poder disfrutar allí mismo. Además también disponen de un grifo que en esta ocasión tenía pinchada una Omnipollo.
 
Para seguir bebiendo, nos pasamos por el Vitamin B, un bar con 6 grifos y bastante variedad de botella que era parte de Mikkeler o algo por el estilo, ya que tanto la decoración como la selección que presentaba, era muy dirigida a la cervecera danesa.
 
Después de esto, y dado que nos habíamos quedado con las ganas de una buena hamburguesa el día anterior, fuimos al BOOM Burgers&Booze a cenar. Este sitio sí que tenía unas haburguesas espectaculares, ademas de White Stork de diferentes estilos pinchada.
 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al día siguiente, nos volvíamos a Madrid por la tarde, así que dejamos el mercado central para visitarlo durante la mañana. No es uno de los mejores mercados que hemos visitado, pero un mercado siempre es un buen lugar para hacer compras baratas o probar algo de comida local. Y después de esto nos pasamos por otra pequeña tienda para tomar una cerveza de despedida, el 100 Beers.

Aquí os dejamos el video de todo lo que visitamos,

Como conclusión, queríamos comentar, que Sofía nos ha sorprendido para bien, no es un lugar para estar muchos días, con una estancia corta se puede ver prácticamente toda la ciudad, disfrutar de su gran variedad cultural y sumergirse en la gran oferta de ocio que dispone.

Próximamente, iremos comentado uno a uno los locales y cervezas que probamos, pero a modo de deleite os dejamos este pequeño video:

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s