Eindhoven: 100 Watt Stadsbrouwerij

El último día a la mañana después de haber dado una vuelta, fuimos al último bar de la lista, que se encontraba al lado de un canal con unas vistas preciosas. El 100 watt tiene unas mesas fuera, que en días tan buenos como el que hacía invitaban a sentarse.

La decoración era increíble, muy industrial pero a la vez moderno. Mezclado con maderas y aluminio por todas partes. Además dispone de una terraza increíble con vistas al canal, donde si os hace buen tiempo, como nos hizo a nosotros se está muy muy agosto. Frente a la puerta de entrada a la bar, hay una pequeña sala donde se puede ver la brewery, si los camareros están libres de trabajo, no dudarán en enseñártela si se lo pides.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El 100 Watt, que es el nombre que toman la cerveza y el bar pertenecientes a Stadsbrouwerij Eindhoven, tenía una pizarra que exponía en su totalidad cervezas elaboradas por ellos. Además, en botella ofrecían otras birras suyas de las que no disponían de grifo.

Dado el buen tiempo y la localización del local, sabíamos que íbamos a tomar bastantes cervezas allí, así que probamos bastantes diferentes.

Empezamos por la Lumunus, que presentaba una espuma con burbuja grande, carácterística de una cerveza belga. El color era entre ambar y cobrizo, y bastante translúcido.
Tanto el aroma como el sabor presentaban ese dulzor tan carácterístico de la levadura belga, aunque sí que tenía el toque amargo bien marcado, dejando claro que era una Belgian IPA.


Continuamos con la Allure, que tenía una espuma con burbuja media no muy consistente, y un color cobrizo/ ambar muy similar a la anterior.
Era una pale ale con poco aroma pero que sorprendía el sabor equilibrado y correcto, aunque le faltaba un toque de lúpulo algo más intenso que le iría bien a una pale ale.



La Euforie con una espuma mas cremosa y un color cobre bastante más filtrado, presentaba un aroma a lúpulo muy fresco. En el sabor se hacían notar toques a malta caramelo, y un amargor muy bien marcado que persistía en boca al tragar.

Para ir terminando elegimos las dos Fine Fleur que tenían. Primero de botella la Fine fleur- wai ti session ipa que con una espuma media muy consistente, y un color ambar se hacía muy facil de beber debido al poco cuerpo, pero que para nuestro gusto se quedaba demasiado suave. No se notaba nada de amargor y le faltaba aroma aunque el sabor era agradable y afrutado.

La Fine fleur- ella session ipa, que era muy parecida a la otra session en cuanto aroma. Tenía una espuma mucho más cremosa y bastante mas amargor y sabor , posiblemente por ser de grifo y no botella, lo que puede ser que estuviese mucho mas fresca

Para terminar, elegimos la Witte donder -white ipa. Tenía una espuma cremosa, con burbuja fina y un color entre dorado y ambar opaco, debido a la malta.
No destacaba su aroma pero el sabor era muy afrutado y muy agradable. El amargor que no destacaba en boca, si que persistía después de cada trago lo que hacía que tuviesemos ganas de dar otro.


Una respuesta a “Eindhoven: 100 Watt Stadsbrouwerij

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s