Eindhoven: Van Moll

Después de haber pasado por el Het Veem, todavía era pronto para cenar y decidimos visitar el Van Moll, otro de las locales que teníamos apuntados y que tenía muy buenas críticas. Este se encuentra más en el centro, pero como nos movíamos en bici no tardamos demasiado desde el otro.

Al llegar vimos que dentro había bastante gente y era imposible conseguir una mesa, por lo que decidimos coger una que había libre fuera, que aunque hiciese un poco de frío, con la chaqueta se podía estar perfectamente.

Era un local moderno, con azulejos y dibujos varios en sus paredes, que daban un toque actual y agradable. Además, la iluminación hacia de el un sitio acogedor y cálido, donde se podía ver a la gente disfrutando tranquilamente de su cerveza.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El local con 24 grifos, es el que más tenía de todos los que visitamos en Eindhoven, 12 con cervezas suyas y 12 de otras cerveceras. Además, debajo de donde ponía los grifos que había, tenían un montón de carteles indicando también de lo que venden en botella.

Como siempre, empezamos probando la cerveza que hacen ellos, y elegimos la IPA, color dorado oscuro y muy clara, con una espuma blanca y muy pomposa. Le faltaba algo de aroma ya que al arrimar el vaso a la boca casi no se percibía. En cuanto al sabor, tenía un sabor agradable y un toque de amargor suave, pero poco cuerpo. En general no nos gustó demasiado, no porque la cerveza estuviese mal ni mucho menos, pero nos pareció más una hoppy lager que una IPA, que era lo que buscábamos.

Seguimos con una single hop pale ale de ellos también, color amarillo claro bastante denso y espuma blanca muy esponjosa. En aroma se notaban toques a trigo a parte de al lúpulo, que luego permanecían en boca. Una cerveza muy ligera con toques suaves a lúpulo y muy ligera, que dejaba un ligero amargor al tragar.

Antes de terminar, elegimos la doble IPA +hops hops hops, que para ser una doble IPA nos pareció poco maltosa para lo que suelen ser, además de que le faltaba aroma a malta y lúpulo que es lo que suele desprender este estilo de cerveza. Bastante ligera en boca con sabores agradables pero más suaves de lo esperado.

Por último, elegimos una de las birras que no hacen ellos y a la cual teníamos ganas, ya que todo lo que hemos probado de botellín de ellos es brutal, una Brew By Numbers 55|02. Esta doble IPA era completamente diferente a la anterior con un color cobre bastante menos claro, y una espuma blanca muy cremosa. En cuanto a aroma se percibía mucho toque a lúpulos frescos y frutales, y en el sabor se notaba una cerveza muy equilibrada en la que todos los factores están perfectamente integrados, con mucho cuerpo. Después de cada trago el amargor se quedaba en la boca pero sin llegar a ser excesivo, muy muy correcta.


Una respuesta a “Eindhoven: Van Moll

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s